MONOCEPILLOS, MAQUINAS DE LIMPIEZA FÁCILES DE MANEJAR


Los monocepillos son la maquinaria ideal para trabajos de limpieza de fondo y mantenimientos que necesitan protecciones o tratamientos especiales de su superficie. Técnicamente aparatos más sencillos que otros como las hidrolimpiadoras, nacen con el objetivo de mecanizar operaciones como los lavados sobre suelos de naturaleza muy heterogénea, por lo cual son perfectos para limpiar superficies como mármol, madera, barro cocido, terrazo, linóleo, entre otros. Su uso en la limpieza requiere de dos etapas alternadas, una de lavado y otra de secado, que en términos de operación implicaría de otra forma un trabajo manual realizado por dos operadores por tiempos y costes mucho más elevados. La maniobra de estas máquinas cuenta con dos velocidades, alta y baja. La baja es útil para áreas limitadas, mientras que las altas velocidades implican espacios amplios donde la máquina pueda permitirse movimientos continuos en sentido rectilíneo.


Los monocepillos, como su nombre indica, se compone de un solo cepillo circular. Se trata de un gran factor contra la suciedades de los suelos como el terrazo y el mármol entre otros. Su objetivo final es la de eliminación de la suciedad. Siempre funciona conectado a una toma de corriente para desarrollar su funcionamiento de la forma más adecuada posible. Disponemos de tres modelos de monocepillos en nuestro catálogo para combatir los gérmenes de la suciedad.



MONOCEPILLOS DE PRIMERA CALIDAD PARA UNA LIMPIEZA TOTAL