Las calderas son esenciales para máquinas como las hidrolimpiadoras, donde una de sus ventajas es el utilizar las temperaturas para limpiar las distintas superficies sin importar lo incrustados que estén los residuos en ellas. A través de la caldera, puede controlar la capacidad de calentar el agua y el rejuego de temperaturas que puede realizar al utilizar esta maquinaria. Ofrecemos calderas en distintas proporciones y tecnologías, adaptables a cada una de nuestras máquinas y a sus necesidades como empresa.