Los aspiradores con alimentación trifásica son más recomendables para usos prolongados o continuos. Su alimentación energética cuenta con un sistema de consumo de electricidad formado por tres corrientes alternas monofásicas de una misma frecuencia y amplitud, equilibrando las corrientes de forma equitativa. Esto también permite que los aspiradores trifásicos dispongan de potencias altamente elevadas, que son comúnmente necesarias en las aplicaciones de tipo industrial.