Estos modelos de aspirador están preparados para aspirar simultáneamente sólidos y líquidos. Lo logran dirigiendo el flujo de aire que transporta los elementos aspirados no directamente hacia el filtro sino hacia un separador dinámico, también conocido como ciclón. En muchos casos, disponen un filtro de poliéster lavable y extraíble con un dispositivo antiespuma. Así, el material más pesado queda en la base del contenedor, los líquidos y sólidos quedan separados mediante rejillas, y el aire con partículas más ligeras es filtrado también y devuelto al ambiente.